Delincuentes le dispararon y lo mataron mientras trabajaba.

El cortejo fúnebre con los restos del colectivero Leandro Miguel Alcaraz partió este mediodía desde la sala velatoria hacia el cementerio Jardín Los Ceibos, de La Matanza, acompañado por decenas de compañeros de trabajo, amigos y familiares que lo despidieron con aplausos y al grito de "Leandro, presente" y "Justicia para Leandro".

Luego de que los restos de Alcaraz (26) fueran velados durante toda la noche en una cochería de González Catán, sus allegados le dan el último adiós al colectivero. Cortan parcialmente la Ruta 3 frente al lugar y continúa el paro en todas las líneas de zona oeste.

A raíz del crimen, durante toda la jornada de este lunes hubo paro de colectivos en 26 líneas de la zona oeste del conurbano, cortes y marchas en reclamo de justicia, y se realizó una reunión en la Gobernación bonaerense en la que se resolvió facilitar la colocación de cámaras en cada una de las 9.000 unidades que recorren el territorio provincial.

El crimen se registró cerca de las 18 del domingo, cuando dos pasajeros subieron a la unidad de Alcaraz en San Justo y discutieron con él ya que no tenían la tarjeta SUBE para abonar el viaje.

A pesar de ello, Alcaraz los trasladó hasta Bueras y Concordia, de Virrey del Pino, donde los dos pasajeros descendieron del colectivo y sin mediar palabra dispararon contra el conductor, tras lo cual, escaparon a la carrera.

Según las fuentes, uno de los testigos, que aparentemente no iba a bordo del colectivo, al ver que Alcaraz se encontraba malherido, condujo la unidad hasta el Hospital Simplemente Evita de González Catán, donde se comprobó que el chofer había fallecido por un balazo en el cráneo y otro en el tórax.