El plan que se estudió es un aumento de 50 centavos mensuales, para que gradualmente se pase de los $ 6,50 actuales a $ 13 para fin de año. Sin embargo, este sistema habría generado rechazo en el Ministerio de Transporte