Real Madrid retuvo el título del Mundial de Clubes de la FIFA, al vencer a Gremio de Brasil por 1-0 en Abu Dhabi, y alcanzó a Barcelona como máximo ganador histórico de la competencia con tres ediciones cada uno.

El conjunto español, también campeón 2014 en Marrakech y 2016 en Yokohama, se impuso con un tiro libre del astro portugués Cristiano Ronaldo a los ocho minutos del segundo tiempo.

El luso se consagró en esta edición como el máximo goleador histórico del Mundial de Clubes con siete tantos en ocho partidos, postergando a los argentinos Lionel Messi, César Delgado y al uruguayo Luis Suárez, que tienen cinco festejos.

Real Madrid amplió su dominio como máximo campeón de competencias internacionales con 24 títulos, desglosados de la siguiente manera: tres Mundiales de Clubes; tres Copas Intercontinentales (1960, 1998, 2002); doce Ligas de Campeones de Europa (1956, 1957, 1958, 1959, 1960, 1966, 1998, 2000, 2002, 2014, 2016, 2017); dos Liga de Europa (1985, 1986) y cuatro Supercopas de Europa (2002, 2014, 2016, 2017). 

Además, acentuó la tendencia del reinado de los equipos europeos sobre los del resto del mundo, pues desde que se regularizó la competencia en 2005 sólo tres brasileños pudieron ganarla: San Pablo ese año sobre Liverpool de Inglaterra, Inter de Porto Alegre ante Barcelona y Corinthians frente a Chelsea de Inglaterra.

Al margen de Real Madrid y Barcelona (2005, 2011 y 2015), también fueron campeones del Mundial Milan de Italia en 2007 (ante Boca Juniors), Manchester United en 2008, Inter de Italia en 2010 y Bayern Munich (2013).

Gremio, que este sábado tuvo al argentino Walter Kannemann entre sus titulares, perdió la ocasión de ser campeón del mundo por segunda vez tras el título alcanzado en 1983 ante Hamburgo de Alemania cuando estaba en vigencia la Copa Intercontinental.