El delantero carbonero no tuvo una buena "noche buena" ya que durante las fiestas sufrió un accidente con un petardo. Si bien se desconocen detalles de la lesión, se supo que el jugador volverá a entrenar con sus compañeros, en Montevideo, en al menos 60 días.

Por su parte, Boca le ofreció sus instalación para hacer la recuperación antes de volver a Uruguay.