. 

El episodio se registró tras la participación de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, en el acto de inauguración de un balneario público, ubicado en la intersección de la Costa con la avenida Constitución, localidad bonaerense de Mar del Plata.

Veinte personas se acercaron a la camioneta en la que se trasladaba la gobernadora y le impidieron el paso para reclamarle por la reincorporación de ocho guardavidas. La mandataria bajó del rodado y indicó que "esta no es la forma de reclamar".

"Yo recibo a todo el mundo. A ustedes les parece que esta es la manera en que nos tenemos que tratar, acá, con el tránsito cortado. ¿A ustedes les parece que la violencia es la manera? Esta es la peor manera de vincularnos. La manifestación y la protesta es un derecho, esta no es la manera”, aseguró Vidal.

Y siguió: “¿Se tienen que tirar arriba de mi camioneta cuando estoy saliendo? Si vos trabajás con todos ellos, esta es tu responsabilidad, como es la mía garantizar que no pase nada. Esta no es la manera, me piden una reunión y el equipo los va a escuchar, pero ahora les pido que me dejen pasar”.

El secretario general de la Gobernación, Fabián Perechodnik, indicó: "Me reuní con el secretario general del sindicato como habíamos acordado y tomamos el reclamo, que tiene que ver con la órbita municipal".

En el lugar se encontraba Néstor Nardone, secretario general del sindicato de guardavidas quien indicó que "hubo un malentendido y por eso quiero pedirles disculpas a la gobernadora y a todo el grupo que estuvo trabajando para recuperar estas playas que estaban abandonadas; la gente tomó mal que la gobernadora no los iba a recibir y salió a cruzarse en su camioneta y pasó lo que pasó”.