Ante esta situación, el personal de la comisaría 53 descendió del patrullero con la intención de identificar al conductor del taxi, quien al advertir la presencia policial aceleró su auto emprendiendo la fuga a toda velocidad.

Inmediatamente los uniformados iniciaron una persecución de varias cuadras finalizando sobre la calle Lafinur, cuando el taxista al no poder pasar por el transito que se encontraba detenido y acorralado por los efectivos policiales, trató de escapar subiendo con el auto a la vereda e impactando contra un árbol. En ese momento el chofer trató de darse a la fuga a la carrera siendo alcanzado y reducido por los efectivos policiales.

Realizadas las consultas a través del 911, el operador de turno indicó que el dominio colocado en forma de fotocopia correspondía a otro vehículo. Con respecto a la numeración del grabado de los cristales, se indicó que la misma correspondía al vehículo el cual tenía pedido de secuestro por "Robo a mano Armada" , vigente desde el 7 de diciembre pasado.

Al practicarse la requisa dentro del vehículo de alquiler se encontró dentro del baúl dos chapas patentes que también registraban pedido de secuestro, en este caso, con vigencia desde octubre pasado.