El delantero de Racing, Ricardo Centurión pasó dos semáforos en rojo y se negó a hacerse un control de alcoholemia, por lo que la policía de Lanús que le retuvo su camioneta BMW X6. En su conversación con el jefe policial, primero se dirige a él de manera irrespetuosa y luego intentó llegar a un "arreglo". "Te puedo hacer el mes", dijo el futbolista.

Los efectivos policiales llegaron en apoyo a los agentes de transito.

El hecho se produjo a las 8:10 en pleno corredor escolar por lo que agravó la situación.

Centurión dialogó con los efectivos para explicar como se dio el hecho.

El Secretario de Seguridad del municipio, Diego Kravetz, comunicó que "la acción irresponsable de Centurión podría haber puesto en peligro la vida de los chicos que cruzaban por ese corredor escolar para ir a clases".

El funcionario describió que se advirtió que un vehícul. negro pasó un semáforo en rojo y se procedió a detenerlo d. manera inmediata. 

Centurión, de grandes condiciones dentro de la cancha, tuvo varios episodios escandalosos fuera de ella que le costaron su continuidad en Boca. El año pasado, Ricky se vio envuelto en un violento hecho en un boliche de Lanús, cuando se fue escoltado en un patrullero.

En 2016 chocó contra tres autos en Avellaneda y abandonó el lugar cuando manejaba alcoholizado. A principio de 2017, protagonizó una pelea en los pasillos del hotel donde concentraba Boca. Y en la última oportunidad, tuvo una denuncia por violencia de genero hecha por su ex novia, Melisa Tozzi.

Así intentó sobornar a un policía