A la salida de un hogar de niños en el barrio de Flores, el presidente de Boca, Daniel Angelici, declaró: “No entiendo los insultos al presidente de la Nación en la. canchas. No comprendo que si un árbitro se equivoca se crea qu. el Presidente tenga algo que ver. Es mi amigo, pero ustedes creen que puede estar preocupado por el fútbol... Sí instruyó a sus ministros para que mejoren ciertas cosas vinculadas al fútbol”.

Respecto al club, dijo que "se dice que Boca maneja todo, pero en el comité ejecutivo hay muchos dirigentes. Yo nunca fui a imponer nada, doy mi opinión, muchas veces coinciden conmigo y otras no". Y agregó que si los jueces están pasando por un mal momento, Horacio Elizondo y Ángel Sánchez deben hacerse cargo.

Sobre la visita de Guillermo Barros Schelotto en la Casa Rosada, Angelici aclaró: "Están todos muy sensibles, se conocen hace muchísimos años y tienen una excelente relación desde que eran presidente de Boca y jugador. A lo mejor se confunden los roles… Yo no lo veo mal, pero quizás habrá que cuidar esas formas".

A la hora de hablar de Tinelli, que ayer lanzó fuertes palabras, valoró: "A Marcelo lo quiero mucho. Lo respeto y me parece que el fútbol tuvo una pérdida cuando decidió retirarse por lo que representa y la repercusión que tiene. En el partido con San Lorenzo hubo un error y eso hace que salte el hincha. Pero cuando se es presidente de un club, uno tiene que reprimir al hincha".