Sexteto de señoritas con Anabella

Porque el tango no es solo cosas de hombres.