Barcelona confirmó supremacía y obtuvo el Mundial de Clubes

River Plate cayó ayer con dignidadad pero sin atenuantes ante el Barcelona por 3 a 0 en el Estadio Internacional de Yokohama y resignó su aspiración de coronarse campeón del Mundial de Clubes de la FIFA

River Plate cayó ayer con dignidadad pero sin atenuantes ante el Barcelona por 3 a 0 en el Estadio Internacional de Yokohama y resignó su aspiración de coronarse campeón del Mundial de Clubes de la FIFA, que permanece como cuenta pendiente para los equipos argentinos.Barcelona, que lo consiguió por tercera vez (2009 y 2011, las anteriores), se aseguró una nueva copa en el año con goles de Lionel Messi, a los 36 minutos del primer tiempo, y un doblete del uruguayo Luis Suárez en el segundo tiempo, a los 4 y 23 minutos. Así, el año 2015 cerró con un balance de cinco títulos para el equipo “blaugrana”, que previamente había celebrado la Liga de España, la Copa del Rey, la Liga de Campeones de Europa y la Supercopa de Europa.

River estuvo lejos de lograr la hazaña pero redondeó una actuación digna ante acaso el mejor equipo de la historia del fútbol. Incomodó al conjunto catalán en los primeros diez minutos de juego a partir de una presión directa sobre sus marcadores centrales y el propio arquero chileno Claudio Bravo. En ese lapso, el arquero “millonario” Marcelo Barovero no tocó la pelota y a sus rivales les costó establecer un circuito de pases frente a la concentración del rival para achicar y anticipar en todos los sectores de la cancha. Aunque desde la primera intervención a los 11 minutos para tapar una volea de zurda de Messi, Barcelona se reencontró con su versión habitual de equipo dominador, hasta que los 36 minutos llegó la jugada que abrió el marcador. Messi ensayó un slalom por el centro, abrió a la derecha para Dani Alves, su compatriota Neymar bajó de cabeza su centro cruzado y Messi, después de desairar a Jonatan Maidana, acomodó la pelota junto al palo izquierdo. Antes de la definición, el balón rozó el brazo derecho rosarino pero el árbitro iraní Alizera Faghani no lo consideró intencional.

Apenas iniciado el complement, el uruguayo Suárez marcó el segundo tanto, mano a mano con Barovero en el primer error defensivo del conjunto argentino. La diferencia desarticuló las intenciones del equipo de Gallardo, que había apostado a los ingresos de “Lucho” González y “Pity” Martínez y más tarde, Sebastián Driussi por Viudez.

Cómodo en el tanteador, Barcelona coqueteó con el tercero en un aluvión de llegadas hasta que maduró a los 23 minutos cuando Neymar colocó un centro milimétrico para que Suárez le cambiara el palo a Barovero y se afianzara como el máximo goleador con cinco tantos y Balón de Oro del torneo.

Para River sólo quedaba el papel de partenaire y aspirar a un descuento simbólico en una acción individual de Martínez, que el palo le negó. El sueño había terminado hacía rato.

Silbidos tras su reemplazo

El argentino Javier Mascherano, flamante campeón con Barcelona en el Mundial de Clubes de la FIFA, admitió que hubiera preferido “no jugar ante River”, su club de origen, en la final del torneo, que disputó con la premisa de “ser lo más profesional posible” blindarse en el aspecto emocional. Al cabo del contundente 3-0 en el Estadio Internacional de Yokohama, el defensor del conjunto catalán se sintió “aliviado” y comprensivo cuando se le consultó por algunos silbidos que recibió de los hinchas “millonarios” al ser reemplazado del campo de juego. “No pretendía ningún trato especial”, manifestó.

“Traté de ser lo más profesional posible, de aislarme y hacer mi trabajo. Uno está obligado a hacerlo, aunque me hubiera gustado que el rival de hoy no fuera River. Pero no se pueden mezclar las cosas, que nadie se confunda”, explicó el santafesino, que jugó en Núñez durante 2003 y 2005 y fue campeón del Apertura 2004. No es la primera vez que Mascherano enfrenta a su ex club, ya lo hizo con Corinthians por la Copa Libertadores 2006, cuando se ue expulsado.

Para Gallardo, el equipo mantuvo su idea un tiempo

El entrenador de River Plate, Marcelo Gallardo, se mostró satisfecho con el rendimiento de su equipo en la final del Mundial de Clubes, que perdió 3-0, reconoció la superioridad de Barcelona, y agradeció de corazón el apoyo de los hinchas “millonarios” que viajaron a Japón y “a todos los que se levantaron en Argentina” para verlo por televisión a primera hora.

“Tuvimos un plan de juego y una idea que pudimos llevar adelante durante casi cuarenta minutos. Fue ahí donde estuvimos bien y pudimos hacer sentir incómodo a un gran equipo”, explicó Gallardo en diálogo con la prensa luego del partido y El “Muñeco” reconoció que “la idea del primer tiempo era sostenerlo porque en algún momento ellos se iban a bajar”, pero después del primer gol “se disolvió un poquito”.

En tanto, el entrenador del Barcelona español, Luis Enrique, mostró satisfacción luego de haber ganado de forma brillante el Mundial de Clubes, resaltó la entrega del astro argentino Lionel Messi y destacó a River Plate como “un digno rival” en la final ganada por 3-0 en el Estadio Internacional de Yokohama.

En relación específica al rival, el español consideró: “River fue un equipo que compitió y estuvo en el partido todo el tiempo. Fue un digno rival, pero al nivel jugamos hoy es muy difícil que nos puedan vencer”.

El entrenador barcelonista, sin embargo, alertó de que el equipo debe seguir ganando . “Ahora, a pensar en el resto de la competición y a seguir ganando y pelear por todos los títulos posible”, subrayó.