Sin mundial no hay negocio. Los sponsors preocupados por las eliminatorias