Temperley: Volvía de bailar y lo mataron