La sagrada familia es revisada por grupos antiterroristas