Un pitbull mató a una nena de un año y medio