Crónica en Venezuela: Chavez siempre presente