Mica quiere seguir jugando al fútbol y el club no la deja